Informe: Macri, China y después

Argentina, Investigaciones, Uncategorized

Fuente: brujulacomunicacion.com

Informe: Macri, China y después

La visita de Mauricio Macri a China se da en un contexto donde los gobiernos de ambos países necesitan demostrar que cumplirán sus promesas. Xi Jinping la de extender su influencia en medio del retroceso de EEUU y Macri la de conseguir las inversiones prometidas que hasta ahora no logró con sus socios predilectos: EEUU y Europa.

La cumbre mundial impulsada por China tiene como centro anunciar grandes planes de financiamiento internacional, principalmente de infraestructura, en un momento en que EE.UU. y Europa retroceden en el ámbito de la cooperación internacional. Sobre esta disputa se entiende que los principales países del mundo no hayan enviado a la cumbre más que funcionarios de 2º y 3º línea.

Anuncios

INFORME ESPECIAL> La relación Argentina-China en el gobierno de Macri

Análisis, Argentina, Investigaciones, Uncategorized

Fuente: Pagina 12

En Argentina, China es el tercer inversor externo con unos 12 mil millones de dólares.

Mauricio Macri llegó este fin de semana al país central del actual reordenamiento global, un proceso tumultuoso y conflictivo como es toda transición hegemónica. Desde que viajó Néstor Kirchner en 2004, China es un aliado clave de Argentina; algunos creen que para bien, otros lo ven como una nueva dependencia. Pero China hoy es el principal actor comercial, financiero o de cooperación de dos de cada tres naciones del planeta.

¿Sabe a quién pertenecen los autos Volvo, los electrodomésticos General Electric, las indumentarias Cerruti, el resort Club Med, el hotel Waldorf Astoria, una parte del club Atlético de Madrid (y de todo el Milan, Inter y  Aston Villa), los teléfonos Motorola, la agrícola Nidera, las computadoras IBM, los neumáticos Pirelli, los cines AMC Imax, los relojes Rotary? Si piensa que sus dueños son estadounidenses o europeos se equivoca. Fueron, hoy pertenecen a capitales chinos.

En 2016, unos 200 mil millones de dólares del Estado y de millonarios de China salieron de compras por el mundo, como lo hacen desde hace varios años, y batieron su propio record. En la cuenta debería incluirse, entre tantísimas operaciones, el pase de Carlitos Tevez al Shanghai Shenhua. Y también la compra de empresas latinoamericanas.

En Argentina, China es el tercer inversor externo con unos 12 mil millones de dólares, si bien no es claro cuánto es greenfield (emprendimiento nuevos) o adquisición de activos existentes, créditos o acuerdos de cooperación. O incluso, cuánto llega vía guaridas fiscales, lo cual es un fenómeno global.

Represas

Hacia el epicentro de ese fenómeno viaja Macri. Con el tema de las represas hidroeléctricas de Santa Cruz destrabado, verá en visita de Estado a su par Xi Jinping tras participar, junto a otros líderes mundiales, del Belt and Road Forum, un foro sobre la Nueva Ruta de la Seda (la iniciativa china para revitalizar y desarrollar Eurasia, la misma meta que tiene el nuevo Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura al que adherirá Argentina, se anunciará en este viaje). Y antes de volar a Japón, Macri visitará la SIAL de Shanghai, una de las mayores ferias de alimentos y bebidas del mundo, donde este año Argentina es invitado de honor.

Los temas con Xi son los siguientes: a China le interesa el avance de las dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz, Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Es una de sus mayores obras en el exterior y comprometió su firma el propio líder chino, junto a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Los nombres y símbolos de las represas (no sólo el de Néstor, el de Cepernic también: un peronista perseguido por la dictadura), la rúbrica de Cristina, que sea en la provincia de Santa Cruz y que participe Electroingeniería (socia de Gezhouba) eran demasiado para un gobierno que hace del antikirchnerismo su bandera.

Pero pese a la reticencia del Ministerio de Energía, que logró algunos cambios en la obra, y del de Medio Ambiente, donde más que un rabino que ignora esos temas, según él mismo confesó, parecen mandar ONG “conservacionistas”, se apuró el tema para no ofender a China, donde la ofensa, o la “pérdida de la cara”, como allá dicen, es algo grave. Se avanzó con el pedido de un informe ambiental que ordenó la Justicia, en la última semana Medio Ambiente dio luz verde y, aunque falta una audiencia pública obligatoria, Macri podrá mostrarle a Xi que hay continuidad.

Se anunciarán dos nuevas centrales atómicas con cooperación china, también esbozadas en el anterior gobierno, pero renegociadas ahora. Y seguirán los acuerdos en trenes, energías alternativas, petróleo y otros.

Inversiones

Según el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, la meta del gobierno es pasar de 2 a 6 por ciento la inversión en infraestructura como porcentaje del PIB, y se buscan inversiones chinas que, según Rogelio Frigerio, llegarían a más de 25 mil millones de dólares.

El fútbol y sus negocios será otro filón a explorar por Xi y Macri, quien puso en duda los lazos con China al iniciar su gestión. En la campaña electoral 2015 la postura del PRO en el swap de monedas entre bancos centrales, por ejemplo, fue que eran “puro maquillaje” de las reservas y que el renminbi, la moneda china, no era convertible. Apenas ganó la presidencia, Macri refrendó el acuerdo y hasta lo ejecutó: hasta ahí sólo estaba a disposición. Los yuanes al final servían.

Con la base satelital de Neuquén, denostada por un supuesto uso militar y secreto, pasó otro tanto. E igual con las represas, destrabadas ahora, y otras inversiones. En el medio, China no compró más aceite de soja a Argentina y nunca se sabrá si fue o no un castigo. Y a pedido de Techint, quedó ni sí ni no la postura argentina en la OMC sobre si considerar o no a China “economía de mercado”, estatus que el capitalismo pretende fijar cuando los chinos practican el comercio desde hace milenios.

País del Centro

Los chinos llaman a China Zhong guo, es decir País del Centro. Luce asimetrías gigantes con todo el mundo, por tamaño, demografía y escala de su asombroso crecimiento. También con Argentina, que no supo, igual que sus vecinos, negociar en conjunto, al menos a nivel Mercosur, para acaso conseguir una relación más equilibrada. Y que debería incluir en la agenda del trato bilateral su ambición industrial. China, en tanto, no para y va marcando agenda y rumbos.

Las marcas señaladas al inicio de esta nota, antes tradicionalmente occidentales, fueron adquiridas tanto por millonarios dueños de los grupos Zhejiang Geely, Fosun o Lenovo como por las estatales China National Chemical o la alimenticia Cofco. En Argentina, las inversiones son de firmas estatales: el banco ICBC, las filiales de Nidera y Noble (ahora de Cofco), las petroleras Sinopec y Cnooc, la energética Gezhouba o las mineras MCC y Shandong Gold, que acaba de comprar 50 por ciento de Veladero de San Juan a la canadiense Barrick, entre las principales. La excepción es Huawei, de teléfonos, que es privada.

La República Popular China es la segunda economía mundial por valor absoluto de PIB y la primera si se mide por poder de compra. Por tres décadas creció a una tasa del 10 por ciento anual y ahora bajó a menos de 7 por ciento, girando la base de su acumulación de exportaciones e inversiones externas a consumo y mercado interno.

Un efecto de su extraordinario desarrollo es la internacionalización de sus capitales. Otra, la erradicación de la pobreza a una dimensión inédita en la historia mundial. Su desarrollo a la velocidad de un tren bala, como los muchos que corren por sus vías y se inauguran sin pausa, le trajo también consecuencias dañinas: polución, desigualdad social, desequilibrio regional. Y ahí está su poder político, que goza de un alto consenso y legitimidad en su población, la mayor del mundo, para lidiar con ellas y ver cómo las soluciona. China y Asia Pacífico recuperaron el centro de la economía global en este siglo XXI.

El gobierno argentino balbuceó, y lo sigue haciendo increíblemente, lo de “volver al mundo”, del que nunca Argentina se había ido, excepto del nefasto circuito financiero especulativo global, al que se ha regresado a tambor batiente. Al menos una parte de ese derrotero parece ir en la dirección correcta, sin dejar de ser ni delicada ni compleja.

La inserción conjunta de América Latina y China en las cadenas globales de valor

Análisis, Economía, Industria, Investigaciones, Uncategorized
Fuente: Revista Comercio Exterior 

El crecimiento de China ha traído consigo un boom de su comercio con América Latina. Muchos bienes disponibles en los mercados mundiales se deben al intercambio de materias primas y partes entre el gigante asiático y nuestra región. No hay que perder de vista, sin embargo, que las aportaciones de los diferentes países de Latinoamérica a esta cadena son muy distintas entre sí.

Mercosur: entró en colisión el paradigma de agregado de valor agroindustrial con la estrategia exportadora de las corporaciones chinas

América Latina, Economía, Investigaciones, Uncategorized

Fuente: ValorSoja

Este año comenzaron a evidenciarse en el Cono Sur las primeras señales de la colisión de intereses entre las corporaciones agroindustriales chinas y las empresas sudamericanas elaboradoras de proteínas cárnicas (que no es otra cosa que la contraposición de los modelo granero del mundo versus supermercado global).

Informe de comercio exterior Uruguay con China en 2015

Economía, Investigaciones, Uncategorized, Uruguay

Fuente: Universidad Católica

exportaciones uruguayas chinas

Universidad Católica del Uruguay. El Departamento de Negocios Internacionales e Integración elaboró un nuevo informe que muestra el comercio entre Uruguay y China en 2015. Sin considerar las exportaciones desde y a traves de las zonas francas, la balanza comercial en bienes con China fue negativa para Uruguay en 2015.

El Consenso de Beijing y la reprimarización productiva de América Latina: el caso argentino

Argentina, Investigaciones
https://i1.wp.com/www.laizquierdadiario.com/IMG/arton6126.jpg
Una de las transformaciones más importantes para la economía global y las relacionesde poder a principios del siglo xxi ha sido el ascenso de China como gran potencia yla influencia que, en consecuencia, ha comenzado a ejercer en la periferia del sistema.Si bien la mayoría de los gobiernos de América Latina rechazan las políticas otroraimplementadas por el Consenso de Washington resulta llamativa la aceptación de unnuevo esquema de vinculación asimétrico con otra gran potencia y que tiende a fomentarla reprimarización productiva de sus economías. Así, partiendo del caso argentino,el trabajo explora el pasaje hacia lo que se ha dado a llamar Consenso de Beijing, peroenfatizando en una caracterización propia que se fundamenta sobre el análisis que sedesarrolla a continuación.

Descargá el estudio completo

Con préstamos y exigencias, China expande su influencia en América Latina

América Latina, Ecuador, Investigaciones

Fuente: NYTimes

EL CHACO, Ecuador – Ahí donde las laderas de los Andes se unen con la selva del Amazonas, cerca de 1000 ingenieros y trabajadores chinos vierten concreto para una represa y un túnel subterráneo de 24 km. El proyecto de $2,2 mil millones de dólares surtirá con agua de río a ocho turbinas gigantes chinas, diseñadas para producir suficiente electricidad para alumbrar a más de una tercera parte de Ecuador.

│Video│ “China: ¿Cooperación Estratégica o Nueva Dependencia?”

Análisis, Argentina, Investigaciones

Se llevó a cabo el encuentro debate: “China: ¿Cooperación Estratégica o Nueva Dependencia?” el 16 de abril en el auditorio ATE, en la ciudad de Buenos Aires. Fue coordinado por Maristella Svampa (Socióloga y Escritora, Plataforma 2012) y participaron en calidad de panelistas: Luciano Bolinaga (Dr. en Relaciones Internacionales, autor de “China y el epicentro económico del Pacífico Norte”, 2013), Arnoldo Gómez (Politólogo, autor de “El proyecto K. La nueva hegemonía y el ascenso chino”, 2013) y Ariel Slipak (Economista, autor de diferentes artículos sobre el rol de China y América Latina).

El poder blando de China y sus expresiones en América Latina

China, Investigaciones, Política

Fuente: PoliticaChina.org

https://chinaenamericalatina.files.wordpress.com/2015/05/e455d-china-debt-cartoon.jpg?w=745&h=433

El cambio en las dinámicas de poder en el orden internacional del siglo XXI, sugiere el análisis de la utilización de recursos de poder no convencional por actores no tradicionales. Tal es el caso de la República Popular China, la cual en los actuales momentos se perfila como una potencia emergente que bajo los principios del “Desarrollo Pacífico”, “Multilateralismo” y “País grande con responsabilidades”, remueve los cimientos del orden internacional habitual. La incorporación del poder blando como elemento principal de su comportamiento internacional, en especial en América Latina, nos permite aseverar la existencia de un poder blando con particularidades chinas, el cual se haya constituido no solo por la cultura y política exterior del dragón rojo, sino también por la alianzas estratégicas que en materia económica ha emprendido dentro de la región.